Franco Macri ocupa junto con algunos otros apellidos de renombre un selecto club de millonarios argentinos. Junto a Perez Companc, Rocca y Amalita Fortabat, el apellido Macri es sinónimo de fortuna, pero rara vez se precisa a cuántos millones asciende dicho patrimonio. Para Forbes, en su única aparición en esta publicación, Franco Macri contaba con una fortuna personal de US$ 730 millones, en 1998.

Desde entonces, una estimación aproximada de cuántos meses de renta acumula la familia de Franco bien puede ser la acumulación de ventas suculentas a las que recurrió el jefe del clan durante las últimas dos décadas. En apenas nueve transacciones SOCMA –por Sociedades Macri- se hizo con US$ 836 millones entre 1996 y 2008. En el camino quedaron firmas como Pago Fácil, las galletitas Canale y las constructoras IECSA y Creaurban.

Los motivos pueden ser diversos, pero para los rumores que circulan en el mundillo de los negocios, está claro que la falta de un sucesor firme entre sus vástagos inclinó la balanza a favor de la venta. Entre los herederos de este constructor italiano de 85 años, que vino a la Argentina en la década del ’50 y contrajo matrimonio con la terrateniente Alicia Blanco Villegas, se cuentan el candidato presidencial Mauricio Macri, Mariano y Gianfranco, y la joven Florencia Macri, fruto de otra relación. Y desde el año pasado, también los herederos de Sandra Macri, otra de las hijas del primer matrimonio de Franco.

En cuanto a los negocios, la familia aún conserva el control de algunas empresas a través de la sociedad Sideco Americana, que en los primeros seis meses del año, facturó $385 millones y reunió activos por más de $700 millones.