El directorio del Banco Central (BCRA) aprobó hoy la concesión de la licencia para Wanap, el primer banco digital de la Argentina, cuyo capital inicial será de 10 millones de dólares y que comenzará a operar en diciembre próximo.


Wanap es un emprendimiento de Eduardo Eurnekian, Guillermo Francos y Juan Carlos Ozcoidi, con el que buscan modernizar el sistema financiero actual.

Francos, ex presidente del Banco Provincia y socio de Eurnekian en el emprendimiento, dijo a Télam que “el Banco Central aprobó hoy la licencia para nuestra entidad como corolario de un proceso que comenzó de manera informal a principios del año pasado y que, de manera formal, se concretó en noviembre cuando se presentó el proyecto concreto de nuestra parte”.

Adelantó que, “de manera tentativa, nuestra operativa como banco digital se iniciará en diciembre próximo, una vez que el Central nos autorice a funcionar tras realizar las pruebas de seguridad y de sistema de la entidad”.

Wanap, un banco completamente digital, sin cajeros físicos y sin sucursales, operará a través de Internet y utilizará los cajeros electrónicos de la Red Link, por lo que sus costos serán muy inferiores a los de la banca tradicional y, por ende, podrá ofrecer tasas de interés, tarjetas de crédito, cuentas de ahorro y corrientes y créditos a precios y condiciones significativamente más bajos que el resto de entidades, explicó Francos.

El principal accionista de Wanap es Eurnekian, quien aportó el 85% del capital inicial, en tanto que Francos y el ex gerente comercial del Bapro bajo su presidencia, Ozcoidi, fueron los responsables del desarrollo del proyecto de banco digital y son accionistas minoritarios de la flamante entidad.

Cómo hacerse cliente de un banco digital: saque la lengua o guiñe un ojo
Todo a partir de diciembre de este año o enero de 2018, cuando la app ya se pueda bajar al teléfono celular. El proceso será similar a abrir una cuenta en Uber. Sacar y enviar una foto del DNI, otra foto del rostro y, como prueba de vida, la app pedirá una segunda foto, haciendo algún gesto en particular.

Mientras se van cumpliendo los pasos, un programa de tecnología biométrica valida o no la información. Y otro programa va armando un perfil crediticio del cliente.

Por ahora Wanap se orientará a la banca de individuos y más adelante escalarán hacia la banca empresaria.

“Como tendremos costos operativos más bajos que el promedio del sistema y queremos crecer rápido, vamos a estar obligados a ofrecer mejores tasas, tanto para los que depositan como para los que tomen préstamos” reconoce Francos.

– Van a tener locales de atención al público?

– Sí, en peatonales y lugares con mucha circulación de gente. Si bien no vamos a tener sucursales, estos puntos de atención son importantes para que las personas se convenzan de que somos un banco y detrás de la pantalla del celular hay personas.

– Cómo se fondearán las cuentas?

– Como es habitual ahora, con transferencias, depósitos en cajeros automáticos, cheques.

– Con qué capital arrancan?

– 10 millones de dólares, de los cuales unos 2 millones ya invertimos en el desarrollo inicial del negocio, con mucha tecnología que aportó la empresa Indra. Estamos trabajando para que el Banco Central, tras darnos la licencia esta semana, nos concedan la autorización formal para empezar a operar, luego de que revisen el funcionamiento de los sistemas.

– Y cuál es su escenario para el primer año de funcionamiento?

– Apuntamos a ganar 50.000 clientes.