En los últimos años, la dinámica de los medios tuvo a la convergencia tecnológica como tendencia distintiva. El papel, la radio, la televisión e internet confluyeron para crear nuevos formatos híbridos, con una gran preponderancia del soporte audiovisual. La publicidad, principal sustento económico de los medios, fue adaptándose al nuevo esquema y encontrando un nuevo lugar.

En ese contexto, los auspiciantes hallaron caminos heterogéneos para llegar a sus públicos. Veamos algunos ejemplos:

Video Overlay (Instream) y Pre Roll (Outstream): en nuestro país encontramos numerosos ejemplos de medios que apostaron por productos audiovisuales: El Cronista TV, Infobae TV y La Nación Conversaciones, entre otros. Las empresas auspician esos espacios o pautan sobre los videos que son publicados. De esta manera pueden medir la cantidad de clicks sobre sus publicidades. El Video Overlay es el anuncio rectangular que se ubica en el margen inferior del player del video. Por su parte, el Pre Roll es la pieza que el usuario visualiza previamente al contenido del player.

Otro caso emblemático es el de Youtube, la plataforma que aglutina a más de mil millones de usuarios y millones de horas de video. Los auspiciantes utilizan este sitio como canal para llegar a su audiencia.

Teléfonos y Smartphones: los candidatos políticos apelan a la propaganda por líneas fijas, mientras que las marcas recurren a espacios publicitarios en aplicaciones para smartphones. La publicidad en celulares es una tendencia cada vez más creciente y todo indica que reforzará su presencia en el futuro.

Promociones en redes sociales: Facebook y Twitter, fundamentalmente, son espacios muy económicos para recolectar “likes” y sumar popularidad a las páginas institucionales de las empresas. Los recursos son variados: sorteos, concursos, juegos, videos y publicidades. Hay una gran posibilidad de segmentación activa, lo que permite llegar exactamente a quien se necesita. Todas estas herramientas son efectivas para lograr una comunicación interactiva con el público.  Además, se genera un mayor feedback y la gestión de quejas es más eficiente. Los usuarios hablan de las empresas, de las marcas, de productos y servicios. Bien o mal, esto ayuda a las compañías a mejorar y a poder responder a estos comentarios.

Un caso muy interesante es la gestión de Community Management de la marca Manaos,  cuyo responsable tiene mucha empatía con el público, gracias a la cual logró expandir la difusión la marca.

Auspicio de líderes de opinión: esta tendencia es frecuente en las redes sociales. Las marcas se unen a personajes de reconocimiento público para patrocinar sus publicaciones. Juan Pablo Varsky fue uno de los precursores en Twitter.

Contenido patrocinado: esta modalidad le brinda a los anunciantes la posibilidad de ofrecer información valiosa con formato periodístico. La noticia de esta forma se ofrece como un contenido relevante, útil y no intrusivo, que permite atraer la atención del lector y aumentar el engagement con su marca.

Compra programática: es un método de compra y venta de publicidad en tiempo real, es decir, de forma sistemática y planificada. La modalidad fue ideada para que impacte en el usuario en un momento preciso y en un contexto determinado. Según Martin Kogan, Vicepresidente de Ventas de Headway Digital, su valor diferencial reside entonces en la posibilidad de invertir solo en aquellos usuarios que realmente pueden estar interesados en el producto o servicio que se busca publicitar.

Rich media: se trata de un nuevo formato de banner en el que el usuario tiene el poder. En el último año ha aumentado en un 74% el tiempo de interacción de los usuarios con anuncios rich media (banner, y la tasa de engagement de la publicidad es cinco veces mayor que en banners estándar.